Rutas de running por Sancti Petri Hills

Alternativa 1: Correr por la Playa

Salida desde el Hotel Valentin y acceso a la playa a través del puente de madera (aproximadamente 800 metros).

Desde ese punto de la playa nos dirigimos en sentido Este hacia la Torre del Puerco (algo más de 4 kilómetros) para acabar en la primera formación de rocas que corta la Playa de la Barrosa y la separa de la primera de las pequeñas calas de Roche (aproximadamente, 6,5 kilómetros).

Ida y vuelta, por lo tanto, unos 13 kilómetros (quizá un poco más, dependiendo del punto de salida desde el Hotel).

Se pueden ir tomando como referencia, además de la Torre del Puerco, los hoteles de la primera línea.
Secuencialmente, desde el Valentin: Barrosa Palace, Iberostar, Meliá, Riú y Barceló.

Recomendable utilizar zapatillas y calcetines. En días con viento de Levante, incluso moderado, la ida se hace con ciertas dificultades, que se compensan con una vuelta cómoda (entre 1 y 2 minutos menos para el mismo recorrido).

A continuación, una vista de la ida de este recorrido, en un momento de marea baja donde se aprecia la bondad del firme. También un plano más cercano de la Torre del Puerco, antigua construcción defensiva centenaria para la vigilancia de posibles ataques de barcos piratas a la costa de Cádiz (diversos ejemplos en toda la costa gaditana). Además, fue uno de los principales enclaves de la Batalla de Chiclana, contra las tropas francesas, de la que en este año se cumple el 200 aniversario.

correr en Sancti Petri Hills

La principal ventaja de este recorrido es, por supuesto, la belleza de la Playa (los del interior no tenemos muchas oportunidades de correr en estos entornos). Sobre todo recomendable al amanecer (7.15 – 8.15) y con bajamar. Otros aspectos positivos son la gran distancia que se puede recorrer y la calidad del terreno para fortalecer piernas.

correr en La Barrosa Chiclana

Sus inconvenientes son la excesiva dureza (no es recomendable utilizar este recorrido más de tres días seguidos, las piernas se cargan mucho) y su utilización incómoda si no hay marea baja (inclinación, mayor profundidad de la arena, etc.). Obviamente, incluso con bajamar, entra arena en las zapatillas y se mojan con el pequeño nivel de agua estancada en la zona de bajamar, pudiendo producir pequeños roces o ampollas. En ocasiones, esquivar a los pescadores que se ubican en la Playa al amanecer es un ligero incordio.

Alternativa 2: Correr por el Interior – Carril Bici y Parque Periurbano hasta la Torre del Puerco

Es un camino paralelo al anterior por el interior, sin llegar a Roche. La distancia aproximada, ida y vuelta, es de 13,5 kilómetros, similar a la del recorrido de la Playa, dado que por el interior se “callejea” un poco más. Es una ruta con “toboganes”.

Comienza llana desde el Valentin hasta pasado el Meliá, punto en el que arranca una prolongada subida (más de un kilómetro) que pasa por delante de algunos complejos de apartamentos, para girar a la derecha en la rotonda de la entrada del bloque de apartamentos Hoyo 3 y bajar hacia el Hotel Riú.

Una muy buena alternativa, antes de llegar a dicho Hotel, es abandonar el carril bici y la carretera y entrar por el inicio del Parque Periurbano de la Torre del Puerco, una especie de pequeño paseo marítimo, de aproximadamente kilómetro y medio, que bordea la Playa desde el pequeño montículo que precede a la Torre, final de dicho camino, y que transcurre entre los Hoteles Riú y Barceló y la Playa. El Parque tiene continuas subidas y bajadas, cortas y poco pronunciadas, muchas curvas cerradas y unos cuantos puntos, especialmente hacia el final en la Torre, con vistas espectaculares de la Playa y el mar.

Es una ruta con ventajas que la hacen recomendable como su recorrido variado, con subidas, bajadas y curvas, las citadas vistas espectaculares en el tramo final del Parque y la Torre, la relativa frecuencia de runners que lo utilizan y, sobre todo, el piso firme que compensa el esfuerzo de la ruta de la Playa si se hace en días alternos a la misma.

running en Chiclana

Como principales inconvenientes de esta ruta, destacar alguna zona algo “aburrida” (tramo entre el Hotel Meliá y la llegada al Parque, principalmente) y algunas cuestas de dureza media, especialmente la de vuelta desde la salida del Parque hasta la rotonda de los apartamentos Hoyo 3. También alguna zona con malos olores por contenedores de basura y, de vez en cuando, el susto por algún roedor que se cruza por los matorrales cerca del carril bici.

Algunos días de este verano, este recorrido ha contado con el “entretenimiento” especial de los controles de alcoholemia de la policía, con cierta “eficacia” (entre las 7 y las 8 de la mañana!). También es una ocasión para comprobar cada mañana cuantos coches del paseo colindante al carril bici amanecen con los retrovisores rotos por los increíbles actos de vandalismo de gente de la zona. Dos de las lacras de la zona, probablemente co-protagonizadas en un buen porcentaje por el mismo perfil de jóvenes que, también en un alto porcentaje, posiblemente pertenecen a familias de clase media o adineradas que pasan el verano en la zona. Obviamente, algo no funciona bien. Y también un mensaje a los servicios de seguridad particulares de la zona (hoteles, municipio, etc.), cuyo lema “24 horas” no solo sirve para dibujarlo en la puerta de sus coches de vigilancia.

Alternativa 3: Correr por el Interior – Pinar Público de La Barrosa

Saliendo del Hotel Valentin en dirección contraria al anterior, hacia el Pinar Público de La Barrosa (aproximadamente a 1,5 kilómetros) y, una vez dentro del mismo, un recorrido circular (más o menos marcado por un sendero) en el sentido de las agujas del reloj. Hacia el final del circuito circular, antes de llegar a una zona de juegos para niños se puede hacer una prolongación por un camino de tierra construido para el paseo. Con esta circunvalación, el circuito alcanza, aproximadamente, 2 kilómetros.

Una alternativa es hacer 3 – 4 veces este circuito, lo que sumado a la distancia de ida y vuelta hasta el Hotel, da lugar a un recorrido de entre 9 y 11 kilómetros.

Entrada al pinar de La Barrosa

Las ventajas del Pinar son su recorrido llano y la distancia modulable en función de las vueltas que se deseen correr. Cuando hay Levante, es una opción más cómoda que el recorrido por la Playa o el paralelo por el interior, al estar más protegido.

Tiene, sin embargo, varias desventajas, que le hacen, en mi opinión, el menos atractivo de los tres recorridos. Es un circuito circular demasiado corto y monótono tras un par de vueltas, y, evidentemente, menos atractivo, al no divisar, en ningún momento, el mar o la Playa.

Uso de cookies

Sancti Petri Hills Golf utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está¡ dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra polí­tica de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies